Si Cuzco es el obligo del mundo Inca , el lago Titicaca es la cuna. Del lago navegable más alto del mundo nació el imperio que luego se trasladó a Cuzco. En sus islas y en sus orillas se puede contemplar tanto la belleza de sus paisajes, como las historias que por aquí han pasado.