Una vida distinta: El Bolsón

Hay lugares con una energía especial. Generalmente son sitios con una gran riqueza natural o con una historia muy marcada. Otras veces, esa energía es generada por las personas que se encuentran en estos lugares. Aquí en El Bolsón, la riqueza natural de la Patagonia, se mezcla con un gran número de gente que, desde hace años, intentan cambiar el mundo a pasitos pequeños, viviendo de forma más sostenible, de una forma mas comunitaria y con un contacto más profundo con la naturaleza.

Nosotros veníamos aquí para pasar diez días y al final nos quedamos casi un mes!!

¿Cómo Llegar al Bolsón?

Está localizado en plena ruta 40, entre Bariloche y Esquel, por lo que es muy fácil llegar tanto en bus como a dedo. Nosotros hicimos autostop desde Bariloche y una pareja encantadora que viajaba en furgoneta, nos recogió y nos llevó hasta la puerta de “ La Casona de Odile”. Un hostel increíble a las afueras del pueblo, donde trabajamos como voluntarios a cambio de alojamiento, desayuno y mucho amor!!Abajo os contamos más!

Puedes llegar al Bolsón:
– Haciendo dedo en la Ruta 40 o en bús!
En avión hasta Bariloche y desde ahí coger el bus o hacer dedo. Hay buses aproximadamente cada dos horas.
– Como alternativa, existe el tren patagónico que atraviesa la provincia de Rio Negro. Igual llegarías solo hasta Bariloche!

Cuatro semanas de cuento, cuatro semanas en la Casona de Odile!!



En un viaje largo hay lugares que te gustan, otros que te gustan menos…Hay lugares que te fascinan y otros que te impresionan…Pero si tienes mucha suerte, también te encuentras en sitios con los que te conectas de una manera más interior y personal…Rincones que te hacen sentir como nosotros en “la Casona de Odile”, que estas en el lugar más idóneo para este preciso instante de tu vida.







Haber caído en este lugar es, sin duda, una de las principales razones por las que alargamos nuestra estancia aquí. Para quien busca un lugar relajado, en la naturaleza, con un ambiente muy cercano y no le importe estar un poco alejado del centro, este lugar es perfecto!!

Estuvimos trabajando allí casi un mes y nos sentimos como en familia desde el primer momento. Allí uno hace cerveza artesana, otro organiza conciertos, otro trabaja en la finca, otro en el hostel, se montan exposiciones… y un sin fin de iniciativas que surgen y que, de manera espontánea, todos comparten. Se genera un clima tan bueno que a veces no apetece ni acercarse al pueblo!




Qué hacer en El Bolsón:

El principal reclamo turístico del Bolsón es su mercado de artesanía, que todos los martes, jueves y sábado llenan la plaza del pueblo de puestos, artesanos y visitantes!

Pero los mismos días que se monta el mercado, también se monta la Feria Franca, otro mercado donde los productores locales venden sus legumbres, verduras, miel, cosmética… todos productos de la zona, ecológicos y de temporada.



Se puede hacer un recorrido por las granjas y las pequeñas chakras del pueblo para conocer la agricultura ecológica local y comprar productos ricos y frescos directamente del sitio donde se producen. Destacan el “Vivero Humus” y el criadero de truchas.

Igualmente, hay mucho movimiento de cervezas artesanas hechas por pequeños productores y jóvenes maestros cerveceros. Nosotros tuvimos la suerte de conocer uno de ellos, nuestro amigo Juan, y degustar varias de sus creaciones en el bar Chavela. Riquísimas!

Trekking cerca del Bolsón:

Pero a parte de los mercados y la gastronomía, la riqueza natural de la zona hace que este sea un sitio perfecto para los que, como nosotros, disfrutan de una buena caminata por el bosque!

A mas o menos 14km desde El Bolsón, a los pies del Piltriquitrón, el pico más alto de la zona, se encuentra el bosque tallado. Una iniciativa de artistas y artesanos de la madera, para rehabilitar el bosque tras un incendio en 1982 . Los artistas trabajaron con los restos calcinados de los árboles para esculpir obras realmente sobrecogedoras!!Se puede ir andando todo el camino o ir a dedo hasta el parking y seguir caminando veinte minutos por un lindo sendero. A quince minutos del bosque tallado, se puede llegar hasta el “Refugio del Piltriquitrón” donde ofrecen comida, bebida y alojamiento.

Otra caminata muy agradable es la del “Cajón del Azul” Un sencillo paseo de tres horitas, que va subiendo a la par del Río Azul, hasta su encajonamiento entre rocas creando como un cañón. Para llegar hasta allí, es necesario hacer dedo o ir en el bus que va a Mallín Ahogado y decirle al conductor que te deje en el inicio de la ruta al Cajón del Azul.



Y por su puesto, uno de los mejor trekking que se puede hacer por la zona, es la subida a Motoco, para ver el Alerzal Milenario y la Laguna Colorada. Aquí podéis ver nuestra experiencia y más información sobre la caminata!



Se podría estar un mes en el Bolsón haciendo cada día un trecking distinto!! La cascada escondida, el Lago Puelo… Hay mil! En el centro del pueblo, en el recinto de la feria franca, se encuentra la oficina del montañista, donde tienen toda la información sobre rutas, refugios, buses, horarios, precios… y donde te explican las recomendaciones y necesidades para cada ruta.

Principales puntos de información:

Oficina de turismo: Situada en la plaza principal del pueblo. Abre todos los días.

Oficina del montañista: Situada en el recinto de la Feria Franca.

Nuestra estancia en el Bolsón, fue una experiencia que nos permitió ver que cosas que teníamos idealizadas, en realidad son posibles. Que un modo de vida más sostenible, más en contacto con la naturaleza y más comunitario, no es algo utópico. Es algo que aquí es realidad. Ninguno de los dos seremos los mismos después de pasar una temporada aquí.

Nos sentimos que esta estábamos el lugar perfecto en momento perfecto…En concreto, un poco antes de finalizar nuestra aventura por Sudamérica…

Muchas gracias a la gente de la casona por ser como soy y vivir como vivís! Muchas gracias al Bolsón! Muchas gracias a tod@s!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *